El CF Badalona demostró por qué la categoría importa y fue superior en todo momento al Vilafranca hasta obtener una cómoda victoria por 0 goles a 4.

Las cosas se pusieron de cara bien pronto para los escapulados. Mientras muchos aficionados todavía hacían cola en el baño y en en improvisado bar con las respectivas distancias de seguridad, Airam Benito tuvo bastante con poco más 2 minutos para marcar un buen gol de cabeza y encarrilar el partido desde el inicio.

El dominio visitante fue la tónica habitual, y el entramado defensivo planteado por los locales para minimizar la creatividad de unos Roger Colomina y Meléndez muy activos sirvió para que el marcador no se moviera más en la primera parte.

En la reanudación, la entrada de hombres de refresco como Galindo y Chema fue clave para rematar el trabajo. El delantero madrileño “mojó” por partida doble, primero convirtiendo un penalti provocado por la nueva incorporación, el lateral izquierdo Goyo, que dejó buenos minutos sobre el terreno de juego.

El tercer gol lo marcó el talentoso centrocampista Roger Colomina después de culminar una gran jugada individual. Los jugadores de Manolo Gonzalez mostraron una superioridad patente en el marcador que podría haber estado superior si Jordi Cano hubiera tenido más fortuna en un remate que marchó fregando el palo.


Prueba superada con nota por el CF Badalona, que ahora le toca pensar ya en clave azulgrana y el amistoso en el Johan Cruyff contra el filial del Barça, el sábado a las 18:00 h.

#BadalonaÉsFutur