El Badalona no había recibido disparo entre los 3 palos durante la segunda parte hasta que ha llegado el gol de Pedro en el minuto 89. Cosas del fútbol, ​​pero seguramente hoy ha sido un poco demasiado cruel con el conjunto escapulado.

El equipo de Manolo González ha realizado, muy probablemente, el partido más completo de la temporada precisamente contra el rival en el que más había que hacerlo: el líder, el Gimnàstic de Tarragona.

La primera ocasión del encuentro y una de las más claras la han tenido, precisamente, los grana, con un 1 contra 1 de Carbia que Dorronsoro ha resuelto perfectamente con una gran parada. Era el minuto 5. A partir de estos primeros minutos en los que el Badalona parecía más grogui, los locales se han hecho con el control del encuentro y han ido cerrando el Nàstic en su campo. Chema Moreno por partida doble, Galindo o Moyano han podido avanzar el Badalona con jugadas clarísimas en los minutos 8, 15, 35 y 45 respectivamente. Lo intentó un Nàstic con alguna que otra acción, siempre individual, de Carbia y Oliva. Aparte de eso, más gritos y croquetas en el suelo en situaciones de balón divididas que jugadas de peligro. Ya lo advirtió Manolo González en la previa.

En la reanudación, el guión no sólo ha sido el mismo, sino que el Nàstic ni siquiera ha disparado. Nuevamente por las bandas, con la profundidad de Toledo y Goyo, lo ha intentado el Badalona. Centros laterales, remates de Robert fuera, el balón parada… Por tierra, mar y aire, pero hoy no había manera.

No salía el Nàstic de su propio campo hasta que en el minuto 89 se encontró con un córner a favor. El exescapulat Lasso ha centrado, Llerena ha resbalado y Pedro remató de cabeza, con mucha clase, una pelota para introducirla por la escuadra.

Final injusto en un partido en el que el Badalona se lo ha dejado todo, pero no pudo marcar. A pesar de ello, buenas sensaciones y una gran imagen del equipo que se debe afianzar en las próximas jornadas. La cabeza bien arriba.

#BadalonaÉsFutur