El CF Badalona ha acabado esta atípica pretemporada a día 11 de octubre con un empate (0-0) contra el Granollers, en un partido marcado por la expulsión de Robert Simón a los 38 minutos de juego. El jugador badalonés ha visto una doble amarilla instantánea por una falta y posterior protesta, según el árbitro, que ha marcado el curso del match.

Hasta el fatídico momento, el partido había sido bastante equilibrado. Ambos equipos han tenido ocasiones claras, destacando sobre todo un chut al palo de un Pau que en la segunda parte se volvería a encontrar con la madera. El Badalona ha dispuesto también de buenas oportunidades para abrir la lata, con el ejemplo más claro en el mano a mano de Chema en el minuto 30 que por centímetros tendría que haber subido al marcador. Jordi Cano también ha protagonizado buenas jugadas de uno contra uno y ha dejado patente el jugador desequilibrado que es de medio campo en adelante.

En la reanudación, los escapulats han intentado aprovechar la velocidad en carrera de los hombres de refresco como Aparicio para tirar algún contraataque, pero el madrileño no ha estado fino en la toma de decisiones final y su chut del minuto 77 se ha marchado alto. El equipo ha estado muy posicionado y ha tenido buenas posesiones a pesar de disponer de un hombre menos. Núñez se ha encontrado, en el día de su debut, con un escenario poco propenso en la segunda parte para llevar la batuta del juego, pero se le han visto detalles del jugador que se espera que sea. Con todo esto, el Granollers se ha encontrado dos veces más con el palo con Dorronsoro ya en la portería, recuperado de su lesión en las costillas.

El próximo partido del Badalona ya será en compromiso oficial de Liga contra el CE L’Hospitalet, el próximo domingo a las 18 h. Falta por ver todavía si se permitirá la entrada de aficionados al Estadi. Durante la semana se informará vía las redes del club.

#BadalonaÉsFutur