El domingo al mediodía visitamos al Atlético Levante en la Ciudad deportiva de Buñol, un lugar de mal recuerdo. La última vez que jugamos fue el 14 de mayo de 2017 y caímos por 4-1, un resultado que nos privó de jugar el play-off de ascenso a segunda división. En todo caso, esta vez llegamos después de haber roto una mala racha y con ganas de continuar una buena dinámica.

El día, la hora y el lugar: Domingo 10 de febrero, 12 horas. Ciudad deportiva de Buñol.

El árbitro: Sebastián Ripoll Solano (Comité balear, 40 años). Nos ha pitado diez partidos, de los que hemos ganado tres, hemos empatado cinco y hemos perdido dos. Al Atlético Levante lo ha dirigido en siete ocasiones, con un balance de un triunfo, dos empates y cuatro derrotas.

El rival: El Atlético Levante es el duodécimo clasificado, con 29 puntos, tras siete victorias, ocho empates y ocho derrotas en 23 partidos. Ha marcado 24 goles y ha recibido 23. Como local, ha ganado cuatro partidos, ha empatado seis y ha perdido sólo uno. Su último resultado es un 0-1, en Paterna, contra el Valencia B.

El entrenador rival: Luis García Tevenet. Nunca nos ha ganado, después de jugar contra nosotros en cuatro ocasiones: dos entrenando al Hércules (0-0 en la Avenida Navarra y 1-3 en el Rico Pérez), una al Orihuela (1-1 en la Avenida Navarra) y otro con el Atlético Levante, en la primera vuelta (2-1 en el Estadio).

Nosotros: Llegamos tras un triunfo ante el Cornellà, en casa (1-0) que nos da oxígeno y nos deja en el puesto decimocuarto, con 23 puntos.